Encuentro Deportivo y Cultural 2015

El día amaneció radiante, a la espera de que los alumnos de 4to, 5to y 6to año de primaria de los colegios asociados a la AGDS, protagonistas del encuentro, lleguen a las instalaciones de SAG Los Polvorines.
Todo estuvo preparado… profesores, adalides, árbitros, alumnos con pecheras de la “Fundación Manos Verdes”, encargados de recolectar toda la basura para luego reciclarla y todas las islas de actividades deportivas.
El sol colaboró para fomentar aún más el espíritu contagioso de alegría, diversión y compañerismo que reflejaba cada alumno, sin tener el sentido de pertenencia a cierto colegio, sino que se vivió un sentimiento intercolegial, en el que los alumnos se interrelacionaban con sus pares de otros colegios, de una manera en la que se pudo detectar la labor previa y constante de los profesores para que este evento conlleve valores que se extiendan de las barreras deportivo-cultural y ahonden en los valores éticos y morales. Realmente una gran fiesta!!

Un músico del Colegio Steiner abrió el evento con una banda mixta, en la cual docentes de diferentes escuelas se convirtieron en músicos, como durante las presentaciones culturales se pudo apreciar la gran participación de alumnos cantando, tocando flautas, conmemorando la caída del muro de Berlín hace 25 años; una variedad asombrosa y una participación nunca antes vista.

La idea de trabajar con las islas de actividades, posibilitó a cada colegio a colaborar a su medida, con el resultado de que cada una de nuestras instituciones miembro de la AGDS pudieron participar y lucirse. En las islas para los más chicos, los colegios Pestalozzi y Holmberg se lucieron con el “Mini Atletismo” y Steiner, Konrad Lorenz y Gartenstadt en la nueva isla “Recreativa”. Y para los más grandes, Goethe e Instituto Ballester presentaron su isla en “Gimnasia”; Goethe y Cangallo en “Mini-Volley”, como Hurlingham, Schiller y Lanús Oeste en “Mini Handball” y “Fútbol Reducido”.

Como broche de oro, un ex alumno del Instituto Ballester cantó la canción “Happy”, de Pharrell Williams, quién llenó aún más de energía a todos los alumnos, quienes deseaban continuar el resto del día en el club, a pesar del cansancio y caras bronceadas por el sol.

El cierre se festejó con los alumnos que ya no se mostraban tan tímidos como al principio, sino que tenían ganas de subir al escenario y cantar. El “Fliegerlied”, cantado por más de 3000 voces concluyó este hermoso día lleno de sol, buen humor y ganas de encontrarse nuevamente el año próximo. Creo que, después de 4 años de exitosa ejecución de este evento, podemos decir con orgullo, que los colegios han encontrado finalmente el formato de fiesta deportiva que estaban buscando y que merecen; un evento que hace partícipe a todos y que permite el encuentro tan buscado y necesario entre todos.